Prensa

El chatbot chileno que identifica contagiados de coronavirus con inteligencia artificial

viernes 27 marzo, 2020 Publicado por La Tercera / Ricardo Olave
COMPARTIR:
Cognitiva, una startup dedicada a la transformación digital, creó una aplicación gratuita disponible en su sitio web, que busca trackear y reconocer a quienes padecen síntomas.

Con más de mil 300 casos de coronavirus en Chile y cuatro fallecidos, la startup local Cognitiva creó un chat virtual -o chatbot chileno- para que sean los mismos usuarios quienes puedan reconocer si padecen o no la enfermedad, considerando que los primeros síntomas  son detectables recién entre 7 a 10 días después del contagio.

El emprendimiento local, que nació en 2016 de la mano de IBM Latinoamérica, para impulsar la transformación digital de las empresas en áreas como las telecomunicaciones o la salud, recibió el llamado del Ministerio de Salud la primera quincena de marzo para trabajar en un proyecto que ayude en la emergencia sanitaria, ya que la cartera buscaba propuestas con inteligencia artificial que permitieran trackear la enfermedad y disminuir los contagios.

Estefanía Suárez, gerente de marketing y comunicaciones de Cognitiva Chile, explica que lo que se hizo desde el 13 de marzo “fue poner a trabajar a todo el equipo técnico, a los expertos en inteligencia artificial, en un asistente simple que se disponibilizó en el sitio de Cognitiva.

Llamado “Asistente Digital Covid”, la plataforma se basa en preguntas y respuestas frecuentes relacionadas a la pandemia y sus síntomas, lo que permite crear un Triage Cognitivo, que en palabras sencillas es un chatbot que permite a través de preguntas específicas conocer el riesgo que existe de estar contagiado de covid-19 y las recomendaciones para cada caso.

“El sistema le genera una evaluación y de inmediato indica qué riesgo tiene de haber estado contagiado o no. Esta herramienta permite informar y prevenir el hecho de que las personas vayan a urgencias, comprendiendo sus síntomas e intentando no saturar las salas de emergencia”, explica Estefanía Suárez sobre la propuesta de chatbot chileno.

Lo más importante a la hora de identificar a un posible infectado es que, tras conocer datos como cédula de identidad, género y lugar de origen, estos pueden ser trazados para generar reportes en tiempo real.

El chatbot chileno entrega la probabilidad de contagio en 40 segundos y, según los resultados obtenidos, es capaz de priorizar a aquellos pacientes que presenten un cuadro de síntomas asociados al virus. El método Triage fue validado por Chilerad, organización chilena dedicada a telemedicina, y ya se ha puesto en marcha un piloto de Triage de Urgencias en salud pública, dirigido a la comunidad de San Fernando.

El tótem instalado en la región de O’Higgins permite que los usuarios, además de hacer su evaluación, puedan conectarse vía remota con un profesional y generar una atención médica, gracias a que el asistente digital cuenta con un prototipo de videoconferencia con médico a distancia.

Cognitiva ya contaba con antecedentes de trabajos en salud e inteligencia artificial, desarrollando desde hace ocho meses otro Triage Cognitivo para descongestionar urgencias. Suárez cuenta: “Lo venían preparando y entrenando con ChileRAD, construyendo instrumentos con médicos y especialistas, es por eso que teníamos una base instalada y un dominio amplio en términos técnicos y de todo lo que significa integrar estas aplicaciones en un sistema de salud como es el de Chile”.

chatbot chileno

Futuros pasos

Si bien el chat de Cognitiva puede ser usado gratuitamente al costado derecho de su página web, los objetivos de la entidad es disponibilizarlo en el corto plazo a más de 200 prestadores de salud pública y privada, para que también se integren formas de desarrollar sesiones de telemedicina, permitiendo que personas con enfermedades leves no se dirijan a centros asistenciales y tengan contacto con un médico online.

Otro punto es que entidades de salud contraten el servicio de chatbot, para que pueda funcionar como un chat de WhatsApp, a través de un número disponible por algún centro médico y que sus unidades reciban los datos vía Triage Cognitivo.

La tercera fase de Cognitiva será realizar una aplicación con la capacidad de tracking, para que pueda incluir las prestaciones de salud, ya sea ISAPRE o FONASA, generando seguimiento a distancia de la enfermedad y de los mismos médicos en el caso de que el usuario esté enfermo, incluyendo la posibilidad de GPS para que pueda ubicar a la persona, todo con tal de disminuir los contagios.

Un dato a considerar es que el chat y tótem nacen por iniciativa de los integrantes de ChileRAD, especialistas principalmente de regiones, que buscan descentralizar las innovaciones en el país, esperando -tras el piloto que partió en San Fernando- instalar uno similar en Osorno.

La empresa, que recibió una inversión de Impact Investment Chile, fondo de capital de riesgo apoyado por Corfo, sentenció que “es importante generar herramientas poderosas que tengan buena fuente, que permitan ayudar a la población para prevenir atochamientos, que no mal usen los servicios de urgencia en momentos críticos, que genere más conciencia en los usuarios. La telemedicina o médico digital podría ayudar de aquí a futuro”.

Fuente: La Tercera