Publicación

5 aplicaciones de Inteligencia Artificial en la industria de la salud

lunes 26 octubre, 2020 Publicado por Dani Hanna
COMPARTIR:

En años recientes, la Inteligencia Artificial ha sido crucial para la transformación de diversas industrias, desde la fabricación de automóviles hasta el manejo de tareas asociadas a la atención del público en el sector retail o financiero. La medicina y el sector salud, en general, la han adoptado, cada vez en mayor medida, para integrarla a sus tareas habituales.

 

A la hora de buscar atención médica, en algunos casos los pacientes necesitan orientación de varios profesionales para recibir un diagnóstico acertado que permita establecer un tratamiento exitoso.

En el sistema de salud actual, es necesario contar con personal capaz de llevar a cabo un extenso proceso previo: responder consultas de los pacientes, verificar sus síntomas y asociarlos a una patología para remitirlos al profesional adecuado y, posteriormente, proporcionar chequeos regulares luego de la consulta médica.

Desde el punto de vista logístico este proceso puede resultar engorroso, además de acarrear una inversión económica considerable tanto para clínicas y hospitales como para los pacientes. En tal sentido, el aporte de la Inteligencia Artificial (IA) consiste en implementar mejoras tecnológicas para agilizar la atención en los centros de salud sin “deshumanizarla”.

 

Precisión en continuo desarrollo

La proliferación del uso de IA en el campo de la salud está vinculada al Machine Learning (aprendizaje automático) y a la posibilidad de manejar grandes volúmenes de datos que luego pueden integrarse dentro de dispositivos médicos. Además, los prestadores de servicios de salud también están incorporando Asistentes Digitales para brindar atención permanente a aquellos pacientes que no pueden acercarse a los hospitales, en el contexto de la Pandemia de Covid-19 y a mediano o largo plazo.

Los algoritmos empleados al momento de entrenar modelos basados en IA han sido aplicados en el análisis de imágenes médicas, diagnóstico y tratamiento de enfermedades respiratorias y accidentes cerebrovasculares (ACV), así como en la detección temprana del cáncer, entre otras patologías. La IA permite detectar aquello que fácilmente podría pasar inadvertido por el ojo humano y emitir diagnósticos más precisos, lo que contribuye a crear soluciones avanzadas para ayudar a los médicos.

A continuación, mencionaremos cinco (5) aplicaciones impulsadas con Inteligencia Artificial que ya están siendo implementadas por los sistemas de salud pública y privada alrededor del mundo.

 

  1. Registros médicos

Con el fin de organizar los registros, es posible hacer uso de procesamiento del lenguaje natural (NLP) para transformar anotaciones en documentos electrónicos. Este proceso automático puede ser reentrenado con intervención manual para elevar el nivel de precisión de los algoritmos. Este refinamiento de los datos también permite a los médicos contar con historias más completas antes de atender a los pacientes y ­–a mayor escala– puede facilitar la toma de decisiones clínicas e incluso el levantamiento de estadísticas o investigaciones asociadas a enfermedades como el cáncer, ya que la información sobre resultados de tratamientos se obtiene prácticamente en tiempo real.

Asimismo, el impacto de los registros se ve reflejado en la industria farmacéutica, ya que el análisis de datos no estructurados y las opiniones reales, emitidas por los mismos pacientes durante la consulta, permiten optimizar el trabajo de los representantes médicos y reforzar las campañas comerciales. Un ejemplo real de la utilidad de los registros digitales es Sirex®, una solución de nuestro socio Cognitiva.

 

  1. Asistentes Digitales

Quizás la mayor ventaja de la implementación de Asistentes Digitales está relacionada con su disponibilidad y facilidad de adopción por parte de pacientes y prestadores. Estas soluciones brindan atención las 24 horas del día, los 7 días de la semana, a través de interfaces amigables y muy intuitivas. Funcionan en distintas plataformas digitales en ambiente Web y Web Mobile e incluso pueden integrarse a aplicaciones de uso común, como WhatsApp o Facebook Messenger.

Al simular una conversación, mediante voz o texto, realizan una recopilación rápida de información personal sobre los pacientes para ajustar sus recomendaciones, brindar asesoría y orientarlos con información relevante de acuerdo a los síntomas presentados. Así, descongestionan las emergencias y optimizan el proceso de derivación, reduciendo la carga de los médicos que prestan atención presencial.

 

  1. Análisis de imágenes médicas

Si bien es cierto que el estudio manual de imágenes radiológicas presenta un mínimo márgen de error humano, también consume muchos minutos dentro de la dinámica propia de los centros hospitalarios. La IA y el Machine Learning son capaces de escanear miles de imágenes médicas para analizar patrones y detectar diversas patologías, dando como resultado un diagnóstico rápido y más preciso.

Los proveedores de salud también se benefician de esta aplicación al ofrecer el servicio de análisis de imágenes médicas a pacientes que se encuentran en lugares de difícil acceso o médicos radiólogos que no pueden trabajar de manera presencial en una clínica u hospital, brindando la posibilidad de ofrecer atención remota de calidad y proporcionar el tratamiento más adecuado sin salir de casa.

 

  1. Cirugía robótica inteligente

Bajo la supervisión de un médico, y basándose en la historia clínica una persona, los robots pueden controlar instrumentos quirúrgicos durante una operación. Esta modalidad de intervención automática reduce el tiempo de estadía en el hospital y/o de reposo del paciente y, además, minimiza las incisiones para hacerlas menos invasivas y disminuir la tasa de complicaciones postoperatorias.

 

 

 

 

  1. Automatización de tareas administrativas

La industria de la salud controla varios procesos relativos al área administrativa de hospitales a través de soluciones basadas en IA. Es posible mejorar la documentación clínica y optimizar los flujos de trabajo en el área radiológica, así como mantener un registro de las visitas al consultorio y manejar el agendamiento de citas médicas de forma automática, para que el médico pueda concentrar toda su atención en el paciente. Los sistemas impulsados por IA están capacitados para realizar las tareas administrativas con precisión y eficiencia.

El objetivo principal de la industria de la salud es garantizar la vida de las personas, y para poder lograrlo es necesario estar al día con las últimas investigaciones y adelantos tecnológicos disponibles. De esto dependerá alcanzar el mayor índice de eficiencia en cada una de las etapas que componen el proceso de diagnóstico médico.

 

Fuentes:

https://link.springer.com/chapter/10.1007/978-3-030-38752-5_20

https://disruptionhub.com/5-applications-ai-healthcare/

https://www.usmsystems.com/powerful-use-cases-that-show-the-significance-of-artificial-intelligence-in-healthcare/