BLOG Y NOTICIAS

17.02.2017

Dos términos que cada vez son más comunes en la informática son la computación en la Nube y los Application Programming Interfaces (APIs). Ambos habilitan y potencian el desarrollo de software más complejo, colaborativo y ágil.

Por un lado, la nube brinda capacidades top notch de infraestructura con inversiones bajas y de poco riesgo, tanto a corporaciones como a PYMEs y start-ups

Diferentes proveedores, con diferentes propuestas y diferentes características, le permiten a una empresa pequeña enfocarse en su software y en sus clientes, en lugar de "correr" por administrar la infraestructura o por entender cómo trabajar su licenciamiento. Del mismo modo, le permite a una corporación, por ejemplo, contar con infraestructura de contingencia y llegar a la deseada meta del 99.9% de disponibilidad.


De manera un poco más silenciosa, se ha ido entrado a la revolución de las APIs. Grandes compañías de Internet exponen sus funcionalidades como servicios (SaaS), permitiéndole así a terceros incorporar complejas características en sus aplicaciones, sin necesidad de que cada tercero deba preocuparse por la implementación "detrás de la cortina".

La siguiente etapa de la informática:

La Computación Cognitiva lleva la informática a la siguiente etapa lógica: computadores que razonan de manera similar a los seres humanos. Plataformas como Watson -pionero de la computación cognitiva- implementan modelos como procesamiento natural de lenguaje, máquina de aprendizaje, minería de datos y reconocimiento de patrones. Esto les permite procesar información no estructurada, tales como videos, imágenes, publicaciones sociales, artículos, reportes de investigación y libros, la cual representa aproximadamente un 80% de la información disponible actual.


Hace unos dos años, decir que un sistema implementaba características cognitivas implicaba una inversión de dinero y tiempo particularmente alta. Pero, ¿qué tal si todos estos años de aprendizaje, investigación y procesamiento informático se pudiese contratar como un servicio a través de un pago mensual?



Ese es el modelo que Watson ofrece a cualquier institución, empresa o start-up
IBM se basa en socios regionales para llevar esta tecnología de manera localizada y adaptada a la situación actual de cada zona geográfica. En el caso de Latinoamérica, la empresa Cognitiva es la responsable de impulsar esta revolución informática, siendo el único Socio Estratégico de IBM Watson.

Pueden aparecer muchas interrogantes al conocer este nuevo mundo cognitivo. Una de las más comunes puede ser el hecho de que aplique o no únicamente para sistemas nuevos; sin embargo, en este caso, un sistema existente puede mejorar la experiencia de usuario y llegar a ser más inteligente integrando Watson en sus funciones.

Entonces, ¿cómo se identifican, diseñan e implementan características cognitivas en un sistema? 


El primer paso en este camino es identificar en qué es experto Watson actualmente. De todas sus capacidades resalta su poder para extraer información clave de miles de documentos, revelar nuevos puntos de vista, patrones y relaciones, e interactuar con usuarios finales de manera natural. Watson se presenta con una serie de APIs que viven en Bluemix, la oferta de nube pública de IBM.

Estos APIs papis_1ermiten, por ejemplo, entender lo que un usuario habla y convertirlo en texto, entender
el sentimiento de un comentario, o analizar cientos de recursos médicos y responder preguntas claves durante un diagnóstico.

Por lo tanto, la aplicación que desea implementar servicios cognitivos -desarrollada en cualquier lenguaje de programación desde cualquier parte del mundo o nube pública- solamente debe realizar llamados de manera segura por Internet a las instancias privadas de sus APIs y trabajar con los resultados brindados. Sin ningún tipo de infraestructura extra.  Incluso se puede pensar en nuevos modelos de negocio con base en la información que hasta ahora no era capaz de procesarse, a diferencia de información de negocio en los sistemas tradicionales.

Siguiendo la tendencia actual de modelos escalables, IBM cuenta con foros privados y públicos, como StackOverflow, para colaborar con las comunidades de profesionales, socios como Cognitiva y Arquitectos de Watson. Junto a estos canales existen múltiples modos de conocer los APIs de manera pública con documentación disponible en Internet y una academia para empresas que empiecen a utilizar los servicios de Watson.

Una clave del éxito para trabajar con la Computación Cognitiva es entender las ventajas de modelos en la nube; son tecnologías que evolucionan constantemente y sobre las cuales es necesario actualizarse de manera activa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ARTICULOS RELACIONADOS